Comportamiento vs Adaptación.

Hace un rato pensaba en la “obvia” barrera entre la física y la biología en términos de … por ejemplo, hagamos un par de experimentos:

atomoSi tomamos un átomo cualquiera, llamemosle equis (X) y lo sometemos a cierto campo electromagnético, llamemosle entorno; si además nuestro átomo está lo lo bastante aislado del resto del universo como para simplicar, podemos suponer que la posición espacial de X y su velocidad, van a estar gobernadas por las interacciones con el entorno de marras. Es decir, cualquier fluctuación en el campo, como aumento de su intensidad, inversión de la polaridad, etc. va a repercutir invariable e instantáneamente en la velocidad y posición de nuestro átomo. Lo interesante es que aunque demoremos el experimento algunos millones de años, el resultado va a ser el mismo, él atomo irá de un lado a otro, más o menos de prisa, según le plazca al campo magnético que lo gobierna.

T-Rex¿ Y que sucede si en vez de un solito átomo, nuestra equis es un sistema molecular más complejo, como por ejemplo, un organismo ?

Por supuesto que no debemos observar gran cosa a corto plazo. Si por el contrario, aumentamos en algunos millones de años el tiempo de observación, amén de que incorporemos – o no – nuevos elementos al entorno, con sus respectivas fluctuaciones, durante el experimento; aparecerán transformaciones en X que nos apresuraremos en bautizar como adaptaciones evolutivas

Sin embargo lo único que es realmente diferente entre estos dos sistemas átomo-entorno y organismo-entorno, es la escala de tiempo en la que observamos los cambios que se producirán en el comportamiento de nuestra equis. Aquí quiero acotar que en el caso de organismos y otros sistemas complejos, X puede ser entorno de sí misma. Pero esto es un dato curioso que no afecta la conclusión que sigue.

pies-de-mono

Mientras más compleja es la equis, más tiempo es necesario para que se evidencien cambios en su comportamiento; aunque a niveles atómicos, moleculares, celulares incluso; ocurre lo de siempre: se manifiestan variaciones inmediatas según las leyes de la fisica que gobiernan a los átomos y sus interacciones. Cuando estas variaciones se acumulan, determinan las transformaciones de la equis macroscópica. O sea, del organismo, su adaptación y evolución.

Y es que la tal barrera entre la física y la biología, es una cuestión de complejidad y mucho de tiempo.

La Semana de Cristino Naranjo

Cristino_naranjo_v
Cristino Naranjo con grados de Capitán.

Cristino Naranjo es un personaje que por muchos años ha permanecido en la penumbra de la historia de Cuba, debido a que su muerte está asociada a la del célebre Comandante Camilo Cienfuegos.

Un par de clicks y Google devuelve miles de entradas donde se cuestiona la veracidad del “accidente” que culminó con un avión desaparecido y flores en el mar. Sencillamente una buena parte de los cubanos no se ha tragado la historia. O quizás en un principio sí, pero como hacen los gaticos cuando crecen, una vez que vamos abriendo los ojos, las incongruencias de la postura oficial dejan lugar a dudas.

Estas incongruencias parten de la propia historia oficial. Recuerdo cuando yo era pequeño, allá por los setenta, creía que Camilo se había esfumado cuando iba por Huber Matos, el traidor de Camagüey. Quizás entendí mal, pensé cuando me enteré ya un poco más crecido, que Camilo se había reunido con el también Comandante Huber Matos unos días antes de la tragedia. Hoy pienso que Camilo ni siquiera abordó el avión que dicen anda perdido.

Y es que para empezar, la desaparición en el mar no tiene mucho sentido ¿Qué hace un avión que vuela de Camagüey a la Habana por encima del mar? Es simple geografía y sentido común. Pero cuando te enteras que el parte meteorológico de la época reportaba un día excelente, sin chubascos, ni turbonadas, ni tormentas eléctricas … el ceño se frunce más. Luego vienen las bolas … Diiiicen que entre los muertos está el controlador aéreo de turno. Accidente o infarto, que más da. Y también dicen de Cristino Naranjo.

200x267x200px-EstatuaCristinoNaranjo.jpg.pagespeed.ic.UgxwN86iNQ
Estatua de Cristino Naranjo

Hace años la versión oficial era que Cristino Naranjo había muerto por un disparo accidental. Que no fue reconocido por la posta del antiguo campamento de Columbia, donde tenía su sede el ejército dirigido por Camilo. Cristino aparentemente fue baleado por error a altas horas de la noche ….  Me imagino la escena: – ¡Alto quien va! ¡!Alto!! Un tercer alto y … ¡Bang! Pero eso no hay quien se lo crea. Al fin y al cabo Cristino fungía como mano derecha y ayudante personal del comandante Camilo.

Recientemente se ha cambiado aquella absurda historia a otra que por fortuna resulta más potable. Hoy hasta se conmemora el día de los hechos: el 12 de Noviembre. Nótese que la muerte de Cristino paso inadvertida por muchos años para los que surten de efemérides a la televisión. Se ponía especial cuidado en que no hubiera asociación entre la desaparición de Camilo un 28 de Octubre y la muerte de Cristino sólo unos días después. Pero los tiempos cambian y ahora lo aceptado es que Cristino fue asesinado por Manuel Beatón.

Lo que no se dice es que Manuel era también capitán del Ejército Rebelde. Otro rumor interesante es el que vincula a la viuda de Beatón. Ella asegura, según el conocido disidente Fariñas, que su esposo le dijo muy nervioso: – “Yo mate a Camilo por orden de Raúl Castro”.

Yo especulo que la operación no salió como estaba planeada, debió haber demasiados testigos y sobre todo demasiada confianza en los hermanos Castro – ahora me viene a la mente la historia del General Ochoa. En fin, que la cuenta factible fue dejar solo a Manuel. Este viéndose complicado, se refugió como alzado en la Sierra Maestra. Meses más tarde Beatón fue capturado y con sobradas razones, fusilado junto a su hermano Cipriano, por traición a la Patria.

Lo único  seguro es que Cristino estaba investigando la muerte de Camilo y, si sus sospechas de que había gato encerrado eran ciertas, su muerte resultaba más que oportuna. Me uno a los que piensan que Camilo simplemente se opuso a Fidel … y por eso fue ajusticiado, mientras en una maniobra paralela e inteligente, lo convertían en símbolo. Algo muy similar a lo que sucedió con el Che años más tarde. El resto fue atar cabos sueltos, limpiar las huellas y por supuesto, algo a lo que esta “Revolución” nos tiene acostumbrados: cambiar la historia.

Hasta el próximo chisme.

 

Revista Independiente | Cuba